RSS

Esclavitud en la industria del camarón tailandés

04 Ene

cr

Tailandia es uno de los mayores proveedores de camarón del mundo. El 60% de su suministro se envía a Estados Unidos. El 40% restante a Asia y Europa.

Se estima que con la venta de camarón Tailandia ingresa unos 7 billones de dólares anuales.

El camarón es capturado por una de las técnicas de pesca más insostenibles y destructivas de los fondos marinos: la pesca de arrastre; pero en los países de gran demanda como Tailandia se obtiene del cultivo intensivo y después se procesa para que tenga una mayor aceptación en los mercados internacionales.

cr1

Desde hace tiempo la industria del camarón está bajo sospecha en Tailandia por propiciar la esclavitud y el trabajo forzado. Associated Press deja constancia de ello en un informe publicado el 14 de diciembre.

El camarón que se compra congelado proviene de cuestionables cadenas de suministro. Los trabajadores esclavizados son explotados en fábricas miserables que envían su mercancía a establecimientos de otros países.

A los trabajadores se les conoce por un número, no por su nombre. Muchos de ellos son niños. Otros son trabajadores inmigrantes indocumentados que se ven obligados a soportar condiciones de trabajo inhumanas durante años a cambio de un sueldo miserable. Son engañados y obligados a trabajar hasta 16 horas diarias, a veces para pagar las interminables deudas de las mafias que los llevaron allí.

Algunos trabajadores viven encerrados y no se les permite salir. Otros pueden salir, pero a cambio de dejar a sus familiares y seres queridos en garantía de su vuelta.

Con un mercado que demanda marisco a bajo costo, los proveedores ven la oportunidad de venta en las exportaciones de países como éste que suministran gran cantidad de mercancía y en poco tiempo. Este bucle conduce a niveles insospechados de corrupción y explotación laboral, en la que parecen estar implicados policía y autoridades.

Si alguien mueve un dedo por hacer algo, es para conseguir que los trabajadores indocumentados terminen en la cárcel; mientras que para los empresarios esclavistas hay total impunidad.

El Gobierno tailandés ha respondido a estas denuncias en una conferencia de prensa a través de su portavoz, Sansern Kaewkamnerd , que dijo que los funcionarios ignoraban este asunto. Los funcionarios por su parte no niegan su conocimiento de la existencia de trabajos forzados, aunque sí parecen haber hecho la vista gorda a los sobornos policiales.

La pregunta es: Si lo sabían, ¿por qué han permitido que continúe?

La investigación ya ha originado detenciones, incautaciones y propuestas para nuevas leyes federales. Algunas voces incluso hablan de boicot a los productos tailandeses.

¿Y tú? Seguro que ahora te estás preguntando de dónde viene el camarón que has servido estas navidades.

Anuncios
 

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: